SUSPENSION FACIAL CON HILOS TENSORES

      La reposición facial con hilos tensores dérmicos espiculados (una evolución de los antiguos hilos rusos) es una técnica de rejuvenecimiento facial indicado para personas a partir de los 40 años con una flacidez de los tejidos de la cara de leve a moderada. Si el descolgamiento facial es muy acusado, esta técnica se queda corta y es necesario realizar un lifting facial.

      .-¿Para quién está indicada esta técnica?
   Pacientes entre 40 y 60 años con un descolgamiento moderado de los tejidos de la cara y cierto grado de adelgazamiento facial. No se aconseja en personas con caras gruesas o mejillas pesadas pues el empuje de la gravedad será mayor que la tracción que ejercen los hilos.

      .-¿Qué se consigue insertando hilos tensores espiculados?
   La tracción en sentido superior hace que los tejidos de la cara se eleven principalmente las mejillas, pómulos y líneas mandibulares con lo que se mejora el óvalo facial y se suavizan los surcos nasogenianos.

   Combinado con otras técnicas quirúrgicas como liposucción del cuello o blefaroplastia en los párpados podemos multiplicar los efectos rejuvenecedores. Una vez superado el período de curación también son útiles los procedimientos no quirúrgicos de reestructuración volumétrica facial con ácido hialurónico.

      .-¿Cómo se realiza la técnica?
   Los hilos tensores se colocan en quirófano bajo anestesia local y una sedación en régimen ambulatorio sin ingreso hospitalario. La intervención no lleva más de 1 hora.

      .-¿Cómo es el postoperatorio?
   Mejor que otras intervenciones habituales en cirugía plástica-estética pero hay que contar con hinchazón y hematomas en la cara por la zona en la que discurren los hilos. No hay muchas ni grandes incisiones, además cada una de ellas va oculta en zonas poco visibles (el pelo, detrás de la oreja). Suele darse 1-2 puntos para cerrar cada incisión.
   Como vendaje se coloca uno en “casco de motorista” durante 4-5 días para sujetar los tejidos en la zona en que queremos que cicatricen y se mantengan. Los puntos se retiran en ese tiempo y se coloca una banda facial durante 1 semana. Los hematomas e hinchazón se van resolviendo en 10-15 días aunque al cabo de 1 semana se puede maquillar la cara para disimular las señales de la intervención. La protección solar debe ser extrema mientras haya hematomas y sensibilidad cutánea.



INICIO

Dr. JOSE LUIS VILA MORIENTE
CIRUJANO PLASTICO
Santiago de Compostela (La Coruña): Doctor Teijeiro, 7. 981-580792.
Pontevedra: Hospital Quirón-Domínguez. 986-868763.
GALICIA-ESPAÑA