AUMENTO DE PECHO

       El aumento de pecho, aumento de mama o mamoplastia de aumento es una intervención quirúrgica, que implica los riesgos asociados a todo acto médico aunque sean mínimos.

      .- Antes de la intervención de aumento de pecho:
Es indispensable un exámen médico así como un estudio preoperatorio.
Se realiza una completa historia clínica y un estudio fotográfico. Antes de operar el pecho usando implantes se solicita una ecografía mamaria (pacientes menores de 45 años) o una mamografía (pacientes mayores de 45 años).

      .- Intervención quirúrgica:
   El aumento de mamas se lleva a cabo bajo anestesia general. Requiere una pequeña incisión localizada en el pliegue submamario o alrededor de la areola según el caso concreto. Nosotros siempre optamos en primer lugar por la incisión submamaria pues la incisión areolar de entrada necesita unas areolas de un cierto diámetro. Se coloca la prótesis por detrás de la glándula mamaria, por encima o por debajo del músculo pectoral según el volúmen mamario inicial de la paciente. Unas mamas originalmente muy pequeñas suelen necesitar una colocación retromuscular de las prótesis para conseguir un mejor aspecto armonioso y natural. Es por ello que en el 95% de nuestros casos recurrimos a la implantación submuscular que, aunque más dolorosa en el postoperatorio, consigue resultados más naturales al ocultarse la prótesis debajo del músculo al menos en las zonas superointernas del pecho. En nuestro caso particular somos partidarios de usar prótesis anatómicas de gel cohesivo (prótesis en gota o lágrima) por la gran naturalidad de los resultados obtenidos así como la diversidad de modelos y tallas. Este hecho permite escoger la mejor prótesis para cada paciente.
   Las prótesis que utilizamos son de la marca Allergan, fabricante americano cuyas prótesis poseen el certificado de autorización de la FDA estadounidense. Este certificado sólo lo poseen tres fabricantes en el mundo (Allergan, Mentor y Sientra). Si alguna paciente con una opinión formada y conocimientos sobre estos productos (su calidad y sus garantías) desea la implantación de prótesis de otros fabricantes, no nos negamos pero siempre dentro de marcas que hemos utilizado y de conocida solvencia: Mentor, Polytech o Sebbin.

      .- Después de la intervención de aumento de mama:
   El postoperatorio normalmente no presenta dificultades. Es indispensable pasar una noche en el Hospital. Aunque se pautan analgésicos, el aumento mamario tiene un postoperatorio molesto pues todo movimiento de brazos va a ser doloroso durante algunos días. Se requiere reposo durante al menos 20 días-1 mes. El incumplimiento de este reposo es la causa más frecuente de complicaciones, molestias, retraso en la curación, fiebre alta, acúmulo de líquido, dislocación del implante o incluso dehiscencia (apertura) de la herida operatoria con la consiguiente contaminación del implante. En general el resultado es muy satisfactorio, siendo el aspecto y el tacto de las nuevas mamas prácticamente idénticos a los de unas no operadas.

      .- Otras consideraciones:
      En algunos casos se puede endurecer la cápsula fibrosa que se forma alrededor de la prótesis produciendo una mayor dureza de la mama pero conservando su aspecto normal. Menos frecuente es un aumento de la dureza asociado a un aspecto demasiado esférico de la mama debido a esta cápsula. La aplicación de masaje externo suave permite poco a poco devolver a la mama su consistencia normal. Si esto no es suficiente y el cuadro va a más puede ser necesaria una intervención quirúrgica para seccionar el tejido capsular formado. La causa más frecuente de endurecimiento capsular son los microtraumas provocados por la falta de reposo ya comentado.

En principio las prótesis mamarias no son para toda la vida. Como en España no hay legislación que obligue a cambiar las prótesis al cabo de 10, 12 ó 15 años, ni lo obligan los fabricantes ni las Sociedades Científicas, unos cirujanos proponen el recambio al cabo de este tiempo y otros, como es nuestro caso, sólo procedemos al recambio en caso de rotura o si se hace una reintervención por cualquier otro motivo al cabo de 8-10 años.
Para comprobar el estado de las prótesis la paciente deberá efectuar una ecografía mamaria cada año.

Por último hay que advertir que, como todo cuerpo extraño, puede presentarse una intolerancia que requiera retirar la prótesis. No obstante esta eventualidad es sumamente rara.

INICIO

Dr. JOSE LUIS VILA MORIENTE
CIRUJANO PLASTICO
Santiago de Compostela (La Coruña): Doctor Teijeiro, 7. 981-580792.
Pontevedra: Hospital Quirón-Domínguez. 986-868763.
GALICIA-ESPAÑA